Un éxito como la Coca-Cola, la industria del cannabis genera un negocio de 40.000 millones

Las calles de Nueva York tienen un inconfundible olor a marihuana. También las de Los Ángeles y San Francisco, las de Chicago y Atlanta. Desde que Colorado legalizó el consumo recreativo hace una década, han ido cayendo Estados como fichas de dominó, y a día de hoy 40 la han legalizado por lo menos para consumo medicinal y 24 para el recreativo. El uso se ha disparado hasta tal punto que por primera vez ha superado el consumo diario de alcohol en todo el país. Con este boom han llegado múltiples y variados beneficios, desde la desestigmatización del consumo al crecimiento de una industria multimillonaria y una importante fuente de recaudación fiscal. Es sin duda una historia de éxito político y económico, pero esconde un par de sombras, como el consumo problemático al que se le hace la vista gorda y los miles de presos que siguen encarcelados por pasados delitos de posesión.

Seguir leyendo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *