La violencia de las disidencias se desborda al Valle del Cauca y rodea a Cali

Colombia arrancó esta semana con una oleada de ataques de las disidencias del autodenominado Estado Mayor Central que incluyó la explosión de una moto bomba, hostigamientos con ráfagas de fusil y ataques a un helicóptero militar, lo que sembró la zozobra en el suroccidente del país. El presidente Gustavo Petro aterrizó el jueves en Morales, Cauca, uno de los epicentros de la violencia, donde murieron dos policías y dos civiles, para atender en persona la delicada situación de orden público, y después celebrar un consejo de seguridad en Popayán, la capital de ese departamento.

Seguir leyendo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *