Olvídate de los fraudes: compra fácil, rápido y seguro por Internet

El comercio electrónico tomó gran popularidad durante el confinamiento por la pandemia de Covid-19 hace cuatro años. Hoy, las condiciones sanitarias mejoraron, pero las compras por Internet llegaron para quedarse y hay que estar listos para evitar cualquier imprevisto que arruine la experiencia.

Datos de Statista, portal de estadística en línea, revelan que solo el año pasado el comercio online alcanzó a 68 millones de compradores en México. La tasa de penetración es elevada en los ciudadanos de entre 25 y 34 años de edad y ligeramente superior en mujeres que en hombres.

Ante este potencial no es raro que se fomente el comercio en línea a través de eventos y promociones. Uno de estos es el Hot Sale, que finaliza hoy. Se espera que siete de cada 10 mexicanos adquieran un producto o servicio, especialmente moda, electrónicos y viajes.

Juan Luis Ordaz, director de educación financiera de Citibanamex, recomendó hacer una lista de lo que se necesita y apegarse a ella, sin caer en tentaciones. Al saber qué es lo que se busca es importante monitorear precios y comparar en varias tiendas antes de decidir en cuál adquirir.

“Define tu forma de pago, si optas por la opción del crédito y/o alguna promoción a meses sin intereses es fundamental hacer cuentas para conocer la capacidad de endeudamiento. Para ello, necesitarás hacer un presupuesto”, manifestó el experto.

Otro consejo es descargar aplicaciones de compras en línea, pues entre más opciones se tengan mejor será la decisión final de compra. “No olvides que algunas tiendas ofrecen diversas promociones, que, si combinas el precio, podría mejorar significativamente”, reiteró.

Asimismo, con seguridad habrá promociones en algunos comercios con el uso de tarjetas de crédito, débito u otra forma de pago de un banco o institución financiera en específico. Al respecto, la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef) insta a tener precaución con su uso.

“Aprovéchala para facilitar tus pagos, cubrir urgencias o sucesos inesperados. Recuerda que es de gran ayuda, si la utilizas dentro de tu presupuesto y línea de crédito autorizada. No la consideres dinero extra para gastar por arriba de tus posibilidades”.

Sitios seguros

La frase “no todo lo que brilla es oro” puede aplicarse en el e-commerce, ya que se debe dudar de los descuentos “fuera de este mundo” de algunos productos o servicios. Por eso, hay que estar muy pendientes de la seguridad que puede ofrecer la página en donde se haga la compra.

McAfee, compañía especializada en seguridad informática, instó a los consumidores digitales a revisar el link de la tienda, ya que a menudo los hackers utilizan direcciones URL muy parecidas a la del sitio real. Revisar todo: letra por letra y hacer clic en el candado para ver si aparece en el menú desplegable que tiene un certificado válido como SSL (que verifica que la dirección web pertenece a la empresa).

“Los sellos de confianza, como la certificación TrustedSite, son garantías creadas por una autoridad de certificación (AC) para confirmar la legitimidad de un sitio. Vale la pena verificar los perfiles de las empresas en las redes sociales para ver si parecen tener seguidores genuinos y publicaciones legítimas”, expuso.

Una forma rápida de darse cuenta si se está en riesgo de un potencial fraude es revisar la página de la tienda en línea. Es relevante verificar si está diseñado de manera profesional o si tiene una apariencia desordenada e improvisada.

Hazle caso a las alertas

Revisar el diseño de la página web del negocio en el que se quiere comprar es fundamental.Comprar por impulso puede ser el principal desestabilizador de las finanzas personales.Los precios “demasiado buenos” pueden representar un riesgo. Hay que comparar costos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *