La batalla de Río Grande Valley: en el laboratorio de la extrema derecha latina

En el verano de 2022, Mayra Flores, nacida en Burgos (Tamaulipas) y emigrada “legalmente” con seis años a Estados Unidos, dejó de ser una enfermera, madre de cuatro hijos y casada con un agente de la patrulla fronteriza, para convertirse en un símbolo de las dificultades del Partido Demócrata de retener ese voto latino que suelen dar por ganado. También, tal vez, en la prueba de que Ronald Reagan tenía razón cuando decía aquello de que los hispanos son republicanos pero aún no lo saben.

Seguir leyendo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *