Encuesta EF: ¿Cuántas personas están indecisas y qué tanto podrían influir en la elección?

Luego de los tres debates presidenciales y la última manifestación de la llamada ‘marea rosa’, que reunió a cerca de 95 mil personas en el Zócalo de la Ciudad de México, así como otros miles alrededor de la república, nos preguntamos: ¿Xóchitl Gálvez podrá remontar en las elecciones presidenciales?

La mayoría de encuestas muestran una ventaja de Claudia Sheinbaum que ha sido clara desde que comenzó el proceso electoral; sin embargo, no solo juega la intención de voto en ellas, sino también los indecisos y las personas que estarían dispuestas a cambiar su voto incluso en los últimos días de las campañas.

Enrique Quintana, vicepresidente y director general editorial de El Financiero, explicó en su columna de este martes 21 de mayo que hay una serie de errores que tienen las encuestas, mismos que deben ser considerados para comprender que muchas veces están lejos de los resultados finales de las elecciones, y que en una contienda presidencial como esta, dan margen para evitar cualquier resultado anticipado.

El periodista señala que eventos como la marcha de la ‘marea rosa’, del pasado domingo 19 de mayo, en realidad tienen pocas probabilidades de impactar en la intención del voto, pues la gran mayoría de los asistentes fueron a reafirmar su voto a favor de Xóchitl Gálvez, mientras que “es poco probable” que quienes no fueron cambien su intención de voto.

Entonces, ¿qué aspectos podrían cambiar los resultados de las elecciones a comparación de las encuestas? Enrique Quintana apunta que “puede haber cambios en las cifras de las encuestas durante los últimos días de las campañas simplemente porque las personas lo piensan dos veces.”

Como ejemplo de ello están las elecciones de 2018, en las que las encuestas daban al presidente Andrés Manuel López Obrador un 49.2 por ciento de la intención de voto, mientras que los resultados fueron de 54.8 por ciento en las elecciones, una subestimación de 5.6 puntos.

Jaime Rodríguez Calderón, también conocido como ‘El Bronco’, tuvo un efecto similar, con una intención de voto del 5.4 por ciento frente al 3.7 que mostraba en las encuestas.

La situación fue contraria para los candidatos del PRI, José Antonio Meade, y del PAN, Ricardo Anaya, con una sobreestimación en la que recibieron menos votos de los pronosticados en las encuestas.

Ricardo Anaya llegaba a las elecciones con 25.5 por ciento y su resultado fue de 22.9 por ciento, mientras que Meade tenía una preferencia de 21.5 en las encuestas y terminó con un 16.9 por ciento.

Uno de los motivos por los que ocurre este fenómeno es porque hay muchas personas que ocultan su intención de voto hasta el día de la elección. Este dato, aunque parezca marginal, influye mucho en las encuestas, pues aquellos que se mostraron como indecisos o de último momento cambiaron su intención de voto son aquellos que rompen las quinielas, y se espera que en este proceso electoral también influyan.

¿Cuántas personas están indecisas de cambiar su voto en México?

Tomando en cuenta la cifra de indecisos y sumando la de quienes están dispuestos a cambiar su voto, aún habría margen de maniobra para que Xóchitl Gálvez ganara la elección o para que la victoria de Claudia Sheinbaum arrase sobre el PRI-PAN-PRD.

De acuerdo con la última encuesta de El Financiero, esta es la intención de voto de los mexicanos:

Claudia Sheinbaum, de Morena, PT y Partido Verde: 49 por ciento.Xóchitl Gálvez, de la alianza PRI-PAN-PRD: 32 por ciento.Jorge Álvarez Máynez, de Movimiento Ciudadano: 8 por ciento.

Si bien la ventaja de Claudia Sheinbaum parece imposible de revertir a menos de dos semanas de las elecciones presidenciales, hay dos factores clave que revelan que casi una tercera parte de los mexicanos podrían mover los resultados.

Hay un 11 por ciento de indecisos, quienes no han determinado por quien votarán el próximo 2 de junio, además de que aproximadamente el 20 por ciento de las y los encuestados ya tomaron una decisión, pero todavía podrían cambiar de opinión.

Esto da al menos 31 puntos de margen en las elecciones, lo que es más que la ventaja de 17 puntos que Sheinbaum le lleva a Gálvez, y de los 24 que le lleva Gálvez a Máynez.

Con información de Enrique Quintana.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *