Estados Unidos observa los acontecimientos en Irán mientras acelera un pacto de Defensa con Arabia Saudí

Estados Unidos tardó horas en emitir una reacción oficial a la muerte del presidente iraní, Ebrahim Raisí, y su comitiva. Cuando lo hizo, fue para ofrecer “condolencias oficiales” en los términos más fríos posibles, y para rechazar categóricamente las acusaciones de Teherán de que pudiera tener algún tipo de responsabilidad en la caída del helicóptero. Con Oriente Próximo en medio de graves tensiones por la guerra en Gaza, y cuando ultima con Arabia Saudí un acuerdo de Defensa que protegería a Riad de su gran adversario regional, Washington no espera grandes cambios en el proceso de transición en Teherán, pero mantiene un ojo muy atento ante cualquier factor que pueda desencadenar una escalada en las tensiones.

Seguir leyendo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *