México se queda sin luz en ola de calor: ¿Qué implica el estado operativo de emergencia?

Las altas temperaturas que azotan al país por la ola de calor provocaron que se registrara el 7 de mayo más caluroso de la historia de México, según datos del Servicio Meteorológico Nacional, lo que provocó un incremento en la demanda eléctrica y puso ‘en jaque’ al Sistema Eléctrico Nacional.

A manera de reacción, el Centro Nacional de Control de Energía (CENACE) emitió un Estado Operativo de Emergencia que inició a las 17:04 y finalizó a las 17:52 horas.

De acuerdo con la Ley de la Industria Eléctrica, el Estado Operativo de Emergencia se debe emitir bajo las siguientes circunstancias:

Cuando en la operación del Sistema Eléctrico Nacional (SEN) no se tienen adecuados márgenes de reserva.Cuando se opera el sistema fuera de los límites de seguridad.Cuando las transferencias de potencia son mayores a las recomendables.En el momento en el que existe insuficiente reserva rodante, existen violaciones operativas y de diseño y se compromete la integridad del sistema, al punto en que el CENACE puede acreditar que ninguno de los mecanismos previstos en las Bases del Mercado que le permiten adquirir potencia es adecuado para responder de manera efectiva ante condiciones inminentes de racionamiento del suministro, que puedan afectar a un número importante de usuarios por un periodo significativo de tiempo.

La polémica de las alertas

El 20 de junio de 2023, el país alcanzó una demanda histórica de energía eléctrica de 52 mil 993 MW, lo que representó un incremento anual de 9 por ciento, esto provocó que el CENACE publicara un Estado Operativo de Emergencia.

Ante esta situación, el CENACE consideró que no existía riesgo de suministro eléctrico para los 47 millones de usuarios del país, y culpó a medios de comunicación por difundir apagones e intermitencias en el servicio.

Debido a esta razón, el CENACE dejó de publicar las alertas operativas en su sitio web, ya que las altas temperaturas del año pasado provocarían más alertas y más dudas sobre si el Sistema Eléctrico Nacional podría soportar el incremento de demanda.

En septiembre, una vez pasado el periodo de más alta demanda, el CENACE decidió actualizar todas las alertas registradas durante el verano y El Financiero constató que, de las 226 alertas operativas que se dejaron de subir entre julio y agosto de 2023, 15 resultaron ser de emergencia.

Ricardo Octavio Mota Palomino, director general del CENACE, señaló en entrevista realizada el año pasado que el sistema de alertas colapsó ante la efervescencia mediática que sucedió cuando la onda de calor azotó a gran parte del país, lo que produjo una punta de demanda 13 por ciento superior a la del año anterior.

“Fue un fenómeno global, no nada más en México, pero afortunadamente, nunca estuvo en riesgo el suministro o abasto de energía eléctrica”, dijo.

Explicó que los operadores del CENACE no son especialistas en técnicas de comunicación, por lo que solían publicar palabras técnicas que fueron mal interpretadas.

“De repente, cuando aparece una disminución de las reservas de energía, tenemos la obligación de mandar una alerta, así como cuando hay un problema grave o alguna falla, pero son cuestiones absolutamente cotidianas que no quieren decir que ya se va a acabar el mundo, sino que simplemente hay una condición especial pero ya se está trabajando para regresar a una condición normal”, aseveró.

Uno de los principales objetivos de estas alertas consiste en informar a los mexicanos si, en algún momento, el SEN entra en Estado Operativo de Emergencia, lo que puede derivar en apagones o cortes de energía a lo largo del país.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *