EU ‘desconfía’ de Israel: Suspende envío de bombas por ‘miedo’ a ofensiva en Rafah

Estados Unidos detuvo el envío de bombas a Israel por preocupaciones sobre una posible ofensiva militar en la ciudad de Rafah en Gaza, según un alto funcionario de la administración.

Se suponía que la entrega contendría 3 mil 500 bombas, divididas aproximadamente en partes iguales entre explosivos de 2 mil libras (907 kilogramos) y 500 libras (225 kilogramos), abundó el funcionario.

A Estados Unidos le preocupa el daño que las grandes bombas podrían infligir en densas zonas urbanas como Rafah, donde alrededor de 1.4 millones de palestinos se refugian de la guerra de Israel contra Hamas. Washington no ha tomado una decisión final sobre si procederá con el envío, según el funcionario.

¿Por qué EU ha criticado la ofensiva de Israel en Gaza?

La oficina del primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, se negó a hacer comentarios y no está claro si este retraso tendrá mucho impacto en las operaciones militares en Gaza. Aún así, la decisión habla de las crecientes tensiones entre Netanyahu y el presidente Joe Biden, quien expresó su oposición a un ataque a Rafah y reiteró ese mensaje en una llamada entre los líderes durante el lunes 6 de mayo.

Washington ha intensificado sus críticas a Israel en los últimos meses, al señalar que las tropas israelíes no están haciendo lo suficiente para proteger a los civiles y permitir la entrada de ayuda humanitaria al territorio palestino asediado, partes del cual, según Naciones Unidas, están al borde de la hambruna.

Al mismo tiempo, Biden remarcó que su apoyo a Israel es férreo y defendió su derecho a seguir una estrategia para destruir a Hamás, un grupo islamista respaldado por Irán.

Esta no es la primera vez que Estados Unidos utiliza este tipo de herramienta contra Israel, aunque no es nada común.

¿Qué presidentes de EU han ‘retenido’ armas a Israel?

El expresidente Barack Obama retrasó la entrega de misiles Hellfire durante varias semanas en 2014 durante una ronda anterior de combates en Gaza. Antes de eso, Ronald Reagan detuvo un envío de proyectiles de artillería de racimo después de la invasión israelí del Líbano en 1982, y Richard Nixon postergó el suministro de armas durante la primera semana de la guerra de Yom Kippur de 1973.

George H. W. Bush retuvo miles de millones en garantías de préstamos a principios de los años noventa como forma de protesta por la construcción de asentamientos judíos en territorios palestinos, pero no tocó la venta de armas.

La decisión de Biden, informada anteriormente por Associated Press, marca uno de los momentos de discordia más importantes entre Israel y su aliado más importante desde el ataque de Hamás del 7 de octubre, que inició la guerra. Hamás, designada organización terrorista por Estados Unidos, mató a mil 200 personas y secuestró a unas 250 cuando sus combatientes irrumpieron en el sur de Israel desde Gaza.

Los bombardeos de represalia y la ofensiva terrestre de Israel en Gaza han matado a casi 35 mil personas, según el Ministerio de Salud dirigido por Hamás.

Biden le dijo a Netanyahu el mes pasado, tras el asesinato de trabajadores humanitarios de World Central Kitchen en un ataque israelí, que el continuo apoyo de Estados Unidos a la guerra dependería de nuevas medidas para proteger a los civiles.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *