Solo cuentan con un conductor por cada 10 camiones de carga pesada

El ‘mal trago’ logístico que enfrentan empresas como Heineken, Kimberly Clark, Genomma Lab y Grupo Bimbo, parece no tener fin, debido a que las compañías tienen que hacer frente al déficit de conductores y conseguir retener a los camioneros, en un entorno en donde la inseguridad persiste en las carreteras del país.

Actualmente, México tiene registrados 11 millones 655 mil 991 vehículos de carga, pero sólo un millón 175 mil 568 choferes enfocados para dicho transporte, lo que significa que por cada 10 vehículos de carga hay un sólo conductos, arrojó un análisis realizado por El Financiero con datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) y  de la Secretaría de Economía.

Para atender esta demanda las firmas como Heineken, Kimberly Clark, Genomma Lab, y Bimbo trabajan en programas que van desde la retención hasta la eficiencia de rutas para hacer uso de menos personal.

Le pesa el nearshoring a Heineken

La cervecera de las marcas Tecate e Indio, Heineken, confirmó que este 2024 un reto que será constante, será contar con operadores de camiones.

“Como a las otras compañías, nos faltan choferes, es un tema, especialmente en la frontera, porque muchos están deseando trabajar en Estados Unidos, es un tema de la falta de choferes y a veces también de camiones”, dijo en entrevista Guillaume Duverdier, CEO para Heineken en México.

La empresa compartió que el nearshoring les está afectando debido a que hay más rotación en ciertas zonas y en otras no enfrentan esa problemática.

Datos del INEGI arrojan que las entidades federativas con mayor número de conductores de camiones de carga son el Estado de México y Jalisco, además de que en Michoacán creció el número de choferes.

“Tenemos una iniciativa que se llama competitividad, que es asegurar que tenemos una oferta lo bastante atractiva, porque hay momentos donde tenemos una alta demanda de productos y necesitamos más gente”, concluyó Cristina Mesón, directora de recursos humanos para Heineken México.

Kimberly Clark resiente sueldos

Para la dueña de Pétalo y Huggies, Kimberly Clark en el primer trimestre del año los gastos de distribución aumentaron, y aunque trabajan en optimizar sus operaciones logísticas, no ven sencillo el escenario.

“Faltan suficientes operadores y camioneros en México, algunos lo han puesto en el ámbito de los 60 mil operadores (…) esa falta de oferta se ha traducido en costos más altos, junto con mayores aumentos salariales en los últimos años”, expresó en conferencia con analistas Pablo González, CEO de la empresa.

En 2024, el sueldo promedio bruto de los camioneros es de 7 mil 728.08 pesos, un incremento anual de apenas 0.2 por ciento, y del 26 por ciento respecto al 2019, muestran los datos del INEGI.

González relató que para atender el déficit, mejoran sus rutas, con lo que además de menos vueltas también reducen su huella de carbono, e invierten en la ampliación de su flotilla, todas ellas, acciones que vislumbran se reflejaran en sus finanzas para el 2025.

Genomma Lab optimiza volumen

Para hacer frente al déficit, la firma dueña de marcas como Suerox y Tío Nacho, Genomma Lab, implementó un programa de logística donde optimizó los parámetros como cantidades mínimas de pedidos y mezcla de productos, con lo que el año pasado consiguió un ahorro por 45 millones de pesos.

En conferencia con analistas Marco Sparvieri, CEO de la farmacéutica explicó que una de las acciones fue optimizar sus volúmenes mediante la eficiencia de empaques, al pasar de 23 proveedores de empaques plegables de cartón a solo dos y de 72 SKU a solo 12.

“Al igual que hicimos con nuestros empaques, en el caso de las etiquetas pasamos de 16 proveedores a solo dos, optimizando nuestro costo. Durante el primer trimestre, continuamos con una licitación global para nuestro proceso de reenvío, seleccionamos a tres proveedores líderes a nivel mundial y redujimos el costo en 11 millones de pesos en ahorros de costos anuales”, acotó.

Bimbo renovarse

La panificadora del osito, Bimbo, consideró que es momento de renovar y modernizar su distribución lo que incluye, incluso, menos mano de obra, para centrarse más en las rutas donde está el consumidor.

“Hemos identificado grandes oportunidades para invertir en la transformación de nuestra red de distribución, mediante la instalación de centros que son de próxima generación con el fin de reducir estructuralmente todos los costos operativos continuos y, al mismo tiempo, aumentar nuestra penetración en canales donde vemos la oportunidad de hacerlo con la capacidad adecuada”, declaró en conferencia con analistas Daniel Servitje, presidente de la compañía.

Diego Gaxiola, director de finanzas de Grupo Bimbo, señaló que los gastos han estado elevados por la combinación de costos laborales más altos y que han sido un poco más agresivos en algunos gastos de distribución adicionales.

“Nos estamos preparando para cualquier escenario, y hay proyectos sobre eficiencia con diferentes grados de automatización y algunos cambios en la parte de nuestro modelo operativo, que por diseño requieren menos mano de obra”, concluyó Rafael Pamias, nuevo director general de la panificadora.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *