Nuevo León se asará con onda de calor: Habrá temperaturas de hasta 44 grados esta semana

La Secretaría de Salud de Nuevo León alertó este lunes por una nueva onda de calor con temperaturas superiores a los 40 grados, a partir de este martes 7 de mayo.

“A través de los mecanismos de coordinación se establece un semáforo de riesgo donde identificamos un riesgo mínimo por de bajo de los 32.9 centígrados, un riesgo bajo entre los 33 y los 37.9 (grados Celsius) donde aquí ya se pueden producir calambres, agotamiento posterior al ejercicio”, informó Alma Rosa Marroquín, secretaria de Salud en Nuevo León.

“Ya en el grupo de riesgo moderado de 38 a 42.9 grados centígrados pues ya se pueden presentar riesgos de complicaciones que podría ser afectación cardíaca adicional a los efectos que ya habíamos comentado”, agregó, pero arriba de los 43 grados el peligro es mayor.

A partir de este martes Protección Civil de Nuevo León pronostica una temperatura de 40 grados y alcanzará hasta los 42 y 44 centígrados para el miércoles y jueves.

Por ello, las autoridades recordaron los síntomas relacionados con el golpe de calor a fin de que la ciudadanía los conozca y acuda a su medico en caso de presentarlos.

“Algunos de los síntomas que ocasionan la deshidratación o golpe de calor son sed intensa, cansancio y poca energía, reducción de la elasticidad de la piel, dolor de cabeza, lengua seca, incremento de la temperatura corporal, entre otros”, explicaron en un comunicado.

NL abrirá albergues por el calor extremo

La funcionaria estatal informó que habilitarán albergues para personas que requieran resguardarse del calor extremo y distribuirán agua en zonas de alta afluencia.

Se brindará atención médica en las unidades del primer nivel así como en el Hospital Materno Infantil, Hospital Metropolitano, el Hospital de Juárez, de Tierra y Libertad la UNEME de Pesquería, la UNEME pediátrica que está en la colonia Independencia y la de Escobedo.

En las estaciones del Metro en esa ciudad se instalarán puntos de hidratación así como en los principales paraderos de rutas urbanas.

Las instalaciones del DIF se habilitarán a partir de este lunes como albergues, “para las personas que así lo requieren; tres en el área metropolitana que son la Posada del Hospital Materno Infantil, la Posada del Hospital Universitario, el albergue permanente El Refugio en la colonia Caracol, y para el sur del estado la Posada del Hospital General de Linares”, indicaron las autoridades.

Además aseguraron que existe una coordinación interinstitucional para disminuir en gran medida el riesgo a la población.

Las medidas se toman para evitar lo que pasó en 2023 cuando se reportaron múltiples fallecimientos detonados por el calor extremo que provocaron un colapso en el servicio médico forense.

De acuerdo con la Secretaría de Salud el año pasado se atendieron a mil 102 personas que sufrieron afectaciones en su salud por el calor extremo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *