Los “traidores” que hablaban al oído de Nicolás Maduro

En 2018 todo empezó a ponerse peor para Nicolás Maduro. Fue otro año como este 2024, en el que tocaba hacer elecciones presidenciales en Venezuela y los votos se le escapaban. El líder chavista decidió convocar anticipadamente los comicios; eliminó cualquier competencia que amenazara con sacarlo del poder echando mano de inhabilitaciones de candidatos y otras maniobras judiciales ya conocidas; y entró en arenas movedizas donde su legitimidad se fracturó. Ese año la comunidad internacional se cruzó de brazos en señal de desaprobación a su reelección considerada viciada. Se rompieron relaciones, se degradaron embajadores a encargados de negocios.

Seguir leyendo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *